Ofrecer una educación evangelizadora y liberadora, que contribuya a la formación de un ser humano integral con sentido crítico y de trascendencia. desarrollar las competencias necesarias para que sean agentes activos en la construcción de una sociedad nueva, desde los valores del evangelio.
Ser una comunidad educativa abierta a los retos de los nuevos tiempos, capaz de desarrollar las competencias humanas, tecnológicas y situarse como una propuesta educativa de calidad y que promueva el desarrollo de un ser humano crítico y participativo.
• SENCILLEZ: Favorecemos las relaciones cordiales y cercanas.
• SERVICIO: Promovemos la generosidad y la disponibilidad.
• ALEGRÍA: Potenciando la autoestima positiva.
• APERTURA: Acogemos las diferencias abierta a un mundo plural y diverso.
• APRENDIZAJE COOPERATIVO: Valoramos el trabajo en equipo y la colaboración.
• SOLIDARIDAD: Educamos en la sensibilidad hacia las necesidades de los demás.
• CIVISMO: Promovemos los valores patrios y valoramos la cultura autóctona.